+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

Normalmente, las empresas pequeñas y medianas no cuentan con departamento financiero, ya que el área de contabilidad es la encargada de la parte de facturación y de presentar los impuestos correspondientes. Sin embargo, cuando se da una problemática mayor, es cuando surge la necesidad de contar con un especialista: hablamos, en este caso, de la dirección financiera.

Actualmente, esta necesidad puede ser cubierta gracias a los servicios de outsourcing, es decir, cualquier empresa puede tener un departamento financiero profesional o contar con la figura de un directivo.

¿En qué consiste la dirección financiera externa? Es un servicio de contratación externa en el que el directivo en cuestión se encarga de analizar y gestionar la parte financiera en lo que se denomina “misiones”. Una misión es un proyecto concreto que tiene un protocolo de entrada, de ejecución y de salida.

Este fue el caso de un cliente que contactó con Outsourthink, cuya compañía necesitaba apoyo externo en el área de dirección financiera, para poder mejorar la situación en la que se encontraba.

La empresa en cuestión tenía una facturación elevada y era líder en ventas de su zona y sector, pero tenía serios problemas de caja, hasta el punto de que estaba planteándose cerrar el negocio si no podía reconducir esa etapa en la que se encontraban.

Empezamos la integración con el equipo de la empresa, que nos facilitó toda la documentación de forma detallada y precisa, con la que iniciamos los diagnósticos.

Por un lado, evaluamos la información a nivel interno, poniendo especial atención en la evolución de la empresa, sobre todo de los últimos años. Por otro, hicimos un estudio comparativo del negocio con su competencia.

Gracias a este trabajo, detectamos algunos datos llamativos, entre ellos, que la compañía estaba trabajando con un margen bruto muy bajo, en concreto cuatro puntos inferior a la media que estaba teniendo su competencia.

Seguimos trabajando en esta línea y realizamos un estudio de la rentabilidad por clientes, en el que pudimos ver que sus tres principales clientes, que sumaban entre todos un poco más de 5 millones de euros de ventas, estaban perdiendo más de 300.000 euros al año.

Otros datos que apreciamos fue un endeudamiento a corto plazo súper elevado, un posicionamiento o pool bancario excesivo, plazos de cobro muy largos y plazos de pago más cortos que la competencia.

casos de dirección financiera externa

Con todo esto, elaboramos un informe que presentamos al dueño de la empresa, además de un plan para mejorar todos estos puntos, en el que se incluía una serie de herramientas de control y gestión para ayudar en la toma de decisiones diaria:

1- Presupuesto y su control mensual.

2-Planificación Tesorería, a 1 mes, 3 meses y 6 meses vista.

3-Determinación del Umbral de Rentabilidad mínimo por cliente.

4- Cuadro de Mando Integral.

5-Rentabilidades por clientes, delegaciones, zonas, etc.

6-Plan Estratégico a 3 años vista.

7-Viabilidad o Plan financiero de lanzamiento de un nuevo producto al mercado.

Desde Outsourthink, trabajamos codo con codo con el personal de la compañía en la implementación y seguimiento de estas propuestas, como profesionales de dirección financiera externa.

En este caso, acometimos un proyecto de optimización y mejora en el que llevamos a cabo una misión en el negocio durante un tiempo limitado. En el plazo entre 4 y 8 meses, pudimos analizar, diagnosticar la situación y proponer soluciones de mejora que, en esta ocasión, ejecutamos desde Outsourthink.

Contamos con modalidades de servicio según tus necesidades. Contacta con nosotros y te elaboraremos un plan a medida.