+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

¿Cómo le irá a tu empresa el próximo año? Sin duda, son muchos los factores que influyen en la buena marcha de una empresa.  No obstante, si se conocen ciertos indicadores, como los necesarios para el control presupuestario, será más sencillo tomar decisiones acertadas y establecer un objetivo real.

En mi opinión, como experto en Dirección Financiera Externa, tener claro el control presupuestario es una de las herramientas de gestión que más ayuda a conocer la marcha de nuestro negocio.

Pero ¿cómo el control presupuestario puede ser un pilar tan importante en la gestión financiera? Pensemos en la palabra “planificar”. Por ejemplo, planificar una ruta en el GPS te puede informar sobre la hora de llegada, las rutas alternativas, los atascos, el tiempo, etc.

En una organización sucede lo mismo. Puede que ya conozcas el camino, o más bien que creas que conoces el camino, pero si lo planificas y le haces un seguimiento, los imprevistos y las desviaciones serán más fáciles de corregir.

5 razones para realizar un control presupuestario

A continuación, te expondré cinco de las principales razones para realizar un control presupuestario:

  1. Conocerás mejor la composición de tus ingresos y gastos.
  2. Te ayudará a planificar la tesorería y evitar, o al menos anticipar, la escasez de efectivo.
  3. Mejorarás el resultado económico final: al calcularlo con anticipación podrás tomar medidas para corregirlo de forma continuada.
  4. Te ayudará a conocer aún mejor tu empresa y cómo afecta su estructura y funcionamiento a los resultados.
  5. Cuando empieces a descubras su utilidad real, te preguntarás por qué has estado tanto tiempo sin él.

Y ¿cómo hacerlo? Recomiendo que esta labor sea realizada por profesionales expertos, ya sea un equipo del área financiera, o un directivo financiero externo, que asegure que se va a realizar de la mejor forma posible. Sea como fuere tu caso particular, mi primer consejo es que empieces con un presupuesto sencillo, con la idea de ir ampliando poco a poco.

Debes seguir la “Ley de Pareto”, basada en la regla de gestión empresarial 20/80 en la que, de forma general y para un amplio número de fenómenos, aproximadamente el 80% de las consecuencias, proviene del 20% de las causas. Esto nos ayudará en esta primera fase, en la que debemos buscar justificación a algunos supuestos.

Revisa los gastos que se hicieron en ejercicios pasados, incluyéndolos en tu análisis, así como los incrementos previstos (como por ejemplo, posibles aumentos de salario del personal o de las primas de seguro). Por experiencia sé que redactar un presupuesto no es tarea fácil, pero si llevas unos registros fiables te resultará mucho más sencillo.

Tan importante es la elaboración de este presupuesto como el mantenerlo actualizado. Es decir, tienes que hacer un seguimiento, comparando mensualmente las cifras previstas con datos reales de tus cierres contables. Pon especial detalle a las desviaciones, analizándolas y proponiendo medidas correctoras, para poder detectar cualquier posible problema.

Una vez has dado todos estos pasos, puedes reunir al Comité de Dirección para analizar la documentación de forma conjunta, aportando diferentes enfoques. Es importante revisar, revisar y revisar, además de ir actualizando los datos.

Por último, te aconsejo que relaciones y compares el control presupuestario con el de costes, a través de la contabilidad analítica y las herramientas de gestión de la información, como un ERP o la tecnología Business Intelligence. Todo esto te dará una visión de análisis mucho más avanzada.

A póyate en expertos. En Outsourthink estamos especializados en Control Presupuestario para todo tipo de empresas. Si quieres que te ayudemos a mejorar o a optimizar tu negocio, no dudes en contactar con nosotros.