+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

La externalización de la dirección financiera es una realidad cada vez más presentes en las empresas españolas. De hecho, según un estudio de la consultora Hasten Group, “más del 64% de los negocios recurren a este modo de contratación, siendo las que más las energéticas (3 de cada 4), seguidas de las tecnológicas”. En este último grupo suelen enmarcarse las startups, empresas emergentes, con un modelo de negocio escalable que les permite crecer de forma ágil y rápida con poco capital.

Las startups nacen de una idea que se materializa con el trabajo de un equipo de profesionales que, normalmente, tienen poco o nulo conocimiento sobre finanzas (financiación de la empresa, búsqueda de ayudas y/o subvenciones, elaboración de facturas y nóminas, presentación de impuestos, etc).

Para ellos, la mejor opción es, sin duda, recurrir al outsourcing, que es como se denomina a la subcontratación de servicios, sobre todo porque pueden cubrir toda el área financiera (además de otras, como Recursos Humanos), sin necesidad de tener contratado a alguien en plantilla, con los costes que ello conlleva.

Sin embargo, todavía hay muchas startups que se preguntan ¿son realmente importantes las finanzas, sobre todo ahora que estoy empezando? Sí, es más, sobre todo ahora que el negocio está empezando.

¿Por qué debo externalizar la dirección financiera de mi startup?

En el inicio de todo negocio lo importante es alcanzar el punto de equilibrio, es decir, compensar el exceso de gasto sobre ingreso. Buscar financiación externa, e incluso acogerse a algún tipo de subvención, puede ser una decisión que determine, de forma categórica, si tu startup se convertirá el día de mañana en una empresa viable.

Una vez se establecen los objetivos estratégicos, hay que fijar una periodicidad para su medición y hacer un seguimiento de estos. Si se opta por la dirección financiera externa, el profesional se encargará de detectar cualquier variación que pueda afectar negativamente a los resultados, así como de establecer un plan de contingencia para reconducir la situación.

A la vez que tu startup crece, se enfrenta a decisiones importantes sobre su modelo de negocio. La externalización de la dirección financiera permite que un experto sea el que ponga sobre la mesa cuál es el rumbo que debe tomar la compañía: captación de clientes, apertura a nuevos mercados o primera salida, búsqueda de proveedores, estudio del pricing, etc.

¿Cuáles son los beneficios del outsourcing financiero?

Además de saber las ventajas que tiene para tu startup el externalizar la dirección financiera, debes también conocer los beneficios que trae para los miembros del equipo. Entre otras:

1.  Podrás concentrarte en tu core de negocio, dejando los aspectos financieros a expertos.

2. Reducir o ahorrar costes, ya que no es necesario que tengas un departamento o un directivo dentro de la estructura de tu empresa. De hecho, puedes contratar los servicios de outsourcing de forma puntual (en lo que denominamos como `misiones´) o mantenerlo en el tiempo, siempre de forma externa.

3. Tendrás los conocimientos y la experiencia de un profesional a tu alcance, garantizando que la toma de decisiones sea lo más acertada en base a la situación del negocio.

Así, la dirección financiera externa se convierte en una herramienta estratégica que hará que tu startup despegue con paso firme. En Outsourthink, llevamos más de 10 años ayudando a empresas de todo tipo con su área financiera, desde gestión de crisis, implantación en nuevos mercados, creación y crecimiento, etc.

Si quieres conocer nuestros paquetes a medida, contacta con nosotros, nos adaptamos a tus necesidades.