+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

El primer punto que debes tener claro la hora de pedir una ayuda o subvención para tu negocio es que este tipo de financiación debe ser tomada como un apoyo, no ser la base sobre la que crezca tu proyecto.

Fondos europeos, financiación privada o ayudas públicas, sea cual sea la que elijas, debes sopesar bien los requisitos y las condiciones (en muchos casos, hay una cláusula de devolución de una parte del importe). Dependiendo del tipo de empresa que tengas (o desees tener), de su ubicación e incluso de su nivel de madurez, podrás optar a diferentes subvenciones y ayudas para montar tu negocio. Una vez te hayas decidido, el siguiente paso es formalizar los requisitos, entre los que se encuentra el plan de negocio.

Este documento es lo primero que debes elaborar, ya que justifica el uso que se le va a dar a la financiación. Por eso, debe ser claro, conciso y, por supuesto, convincente.

Cómo hacer un plan de negocio sencillo

Así, el plan de negocio se ha convertido en la mejor “tarjeta de presentación” de un proyecto y/o empresa, además de ser un documento interno que evalúa la situación de la compañía y sirve de guía para futuras acciones.

Esta “presentación” debe ser, como ya te hemos adelantado, el gancho para captar inversores que avalen nuestro proyecto. Aunque pueda resultar evidente, lo primero que llama la atención es su presentación, por lo que también debe ser cuidada y trabajada.

Portada con diseño atractivo, interior organizado, papel de calidad lenguaje sencillo, preciso, con información útil y cuya extensión, por regla general, no exceda de entre las 50 y 75 páginas. Estas son las características a modo general que, después, se irán personalizando según el destinatario: compañía de capital riesgo, business ángel, entidades bancarias, Administración Pública, etc.

Qué debe incluir un plan de negocios

A continuación, desgranaremos las partes de las que debe componerse un plan de negocios, aunque te adelantamos que debe incluir un Presupuesto de Tesorería y un análisis detallado de la viabilidad económica y financiera mediante ratios, que suele exponerse en tablas para su mejor entendimiento y visualización.

>> Resumen ejecutivo: como su nombre indica, es un compendio de las cinco ideas principales del plan, que son: oportunidad de negocio (idea, misión), propuesta de valor (valor añadido), mercado (en el que vas a moverte y cuál será tu público objetivo), equipo y recursos e inversión (con la fase de retorno especificada).

>> Oportunidad: básicamente consiste en exponer la razón de ser de tu empresa, es decir la necesidad que cubre. Aquí, se debe explicar el mercado en el que va a estar presente el negocio y cuál va a ser la misión de este. Debe contener:

  • Nombre: Outsourthink S.L.
  • Objetivo: ofrecer un servicio de dirección financiera externa a pymes, mediante la contratación de un director financiero externo.
  • Características: gestión de crisis, crecimiento del negocio, inversiones, entrada de nuevos socios, búsqueda de financiación, apoyo en la creación del departamento financiero, implantación de herramientas como Power BI, etc.
  • Promotores: quiénes se van a implicar y en qué grado (socios y/o trabajadores) y su experiencia. En este apartado se trata de “poner nombre” a los que están detrás del negocio, así como avalar la confianza que se va a depositar en ellos (en este caso, recibir financiación). De hecho, suele ser una parte importante para los posibles inversores, ya que es esencial que el equipo humano se encuentre preparado para sacar el máximo partido al capital entrante.
  • Análisis DAFO: es el clásico cuadro de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

>> Plan de Marketing: lo ideal es realizar un estudio de mercado para identificar: público potencial (target), horquilla de precios de venta para nuestro producto y/o servicio, competencia, previsión de ventas, canales de distribución, acciones de marketing para su promoción, red de ventas, etc.

>> Plan de Recursos Humanos: aunque ya hemos presentado a los promotores del proyecto y/o negocio en el resumen ejecutivo y en el apartado de oportunidad), ahora hay que detallar un organigrama con los puestos necesarios, así como los perfiles, parara que se pueda poner en marcha. Es decir, número de personas, tareas a desarrollar, condiciones laborales (por turnos, tipos de contrato, salarios aproximados, etc).

>> Plan de Producción: se trata del desarrollo logístico de la idea. Realmente, lo importante es poder hacer una predicción de ciertos aspectos que vamos a necesitar o que se van a llevar a cabo, pero sin dar muchos detalles y, por supuesto, sin revelar el know-how (así evitaremos plagios).

Hay que describir el proceso de producción (instalaciones y medios necesarios, por ejemplo) y el proceso de compra (en caso de necesitar materias primas, cuáles serán o si vamos a usar softwares de proveedores o partners).

>> Plan Financiero: es importante sustentar lo que describamos con tablas en las que se reflejen los números y las previsiones que hagamos. Debe quedar perfectamente reflejada la inversión inicial:

  • Activo fijo: inmovilizado inmaterial, inmovilizado material, inmovilizado financiero y gastos de establecimiento (si los hubiera).
  • Activo circulante: existencias y deudas, siempre con una rotación inferior a un año.
  • Cuenta de resultados a medio-largo plazo: diferencia entre los ingresos y los gastos.
  • Forma de financiación de las inversiones: pasivo fijo y pasivo circulante.

>> Plan Jurídico (y Plan de Contingencia): el Plan Jurídico es obligatorio cuando se trata de una empresa de nueva creación, en el que se tendrá que incluir la forma jurídica de esta, obligaciones fiscales, trámites, etc.

El Plan de Contingencia es ese apartado en el que se detallarán las medidas que adoptaría la organización en caso de que se produjese un escenario menos favorable. Hay que especificarlo de forma muy clara, para evitar “asustar” al inversor, que es quien va a destinar parte de su capital a invertir en nuestro negocio.

Una vez tienes realizado el plan de negocio, ya puedes empezar la solicitud de ayuda o subvención. En Outsourthink te ayudamos a su elaboración, así como en la búsqueda de la financiación que mejor encaje con tu empresa.

Además, somos expertos en ayudar a pymes a crear y definir su departamento financiero, estableciendo el organigrama, las actividades, las herramientas y la organización hasta que se convierta en un área asentada en la compañía.

Puedes contactar con nosotros sin compromiso.