+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

Con las reaperturas de los mercados, las empresas se encuentran adaptándose a esta nueva normalidad, en la que ya estamos inmersos. Si algo ha traído esta pandemia es la posibilidad de reinventarse y de aprovechar la coyuntura para realizar algunos cambios relativos a la estrategia de negocio.

Por ello, los servicios de Consultoría Estratégica son uno de los más demandados en la actualidad, ya que infieren directamente en la gestión del negocio. En la búsqueda de nuevas oportunidades y mercados, y ya encarando el segundo semestre de 2021, momento en el que se cierran e inician proyectos, la planificación económica y financiera se hace vital para poder responder a estas tres preguntas:

  1. ¿En qué punto nos encontramos?
  2. ¿cuáles son las previsiones a final de año?
  3. ¿cuál es el plan de actuación para conseguir los objetivos?

Todo esto forma parte de la Consultoría Estratégica, de la que somos expertos Outsourthink, y cuyas tareas son más amplias y complejas que la Consultoría Operativa.

A continuación, te presentamos las diferencias entre ambas, aunque la principal suele ser el área que la lleve a cabo. Mientras que la Consultoría Operativa está muy departamentalizada, es decir, que cada departamento tiene su propio plan estratégico, la Consultoría Estratégica es más global y parte de la propia Gerencia o de una empresa externa que se encarga de realizarla.

Diferencias entre la Consultoría Estratégica y la Consultoría Operativa

La Consultoría Estratégica busca la optimización del negocio a todos los niveles, es decir, su viabilidad y sostenibilidad. Es una visión a medio-largo plazo, en la que se emprenden estrategias que hagan cumplir la misión y visión a través de nuevas acciones, como, por ejemplo, mejor adaptación al entorno, estudiar a la competencia, establecer acciones de planificación que permitan mejorar la eficiencia, adaptación tecnológica, etc. Se basa en una visión externa global.

En contraposición, la Consultoría Operativa es a más corto plazo, centrándose en tareas más concretas y con menor nivel de planificación, como, por ejemplo, rotación del personal, control de gastos, etc. Se basa en una visión interna.

Así, estos dos tipos de consultoría son perfectamente compatibles, aunque diferentes, como has podido comprobar.

Que es una consultoria estrategica y para que sirve.

Para que puedas conocer de cerca la importancia de realizar una consultoría estratégica, vamos a poner de ejemplo el caso de éxito de Outsourthink.

Uno de nuestros clientes es una empresa del sector de la automoción que partía de una situación crítica y compleja.

Se encontraba en una crisis grave, ya que entre el 65% y 70% de su producción se vendía a un único cliente, una multinacional. Esta política de “cliente único” provocaba una gran dependencia económica, haciendo que cada vez que el sector del automóvil se enfrentaba a una crisis, nuestro cliente se veía afectado económicamente.

Toda esta situación se veía agravada por el gran endeudamiento que había contraído la empresa en una crisis anterior, sumado a un modelo de gestión anticuado y poco participativo, y una plantilla que poseía un importante know-how, pero con una antigüedad de más de 15 años trabajados en dicha compañía.

Tras una Consultoría Estratégica y financiera, se marcaron los siguientes objetivos:

  • Sanear el agujero financiero que estaba “comiéndose” los beneficios.
  • Superar la crisis que venían arrastrando y sobreponerse a esa caída de ventas de hasta un 50%.
  • Implantar un modelo de gestión moderno y participativo, que aporte flexibilidad para reaccionar a los problemas del sector de la automoción.
  • Abandonar la estrategia de cliente único.

Estuvimos trabajando unos meses hasta conseguir establecer y llevar a cabo un plan estratégico que permitiese alcanzar los objetivos marcados:

  • Declarar un concurso de acreedores que permitiera sanear la situación y das continuidad a la empresa.
  • Reducción de gastos en todas las áreas.
  • Realizar un ERE que permitiese adaptar la plantilla a la situación actual del negocio, es decir, una bajada de la demanda.
  • Implantación del budgeting y del forecasting, es decir, de un presupuesto que estableciese el plan o la estimación de los ingresos y gastos (budgeting), así como de las nuevas metas y cómo llegar a ellas (forecasting). Esto permitió poder visualizar el futuro de la compañía una vez llevadas a cabos estas acciones, establecer una estrategia nueva comercial e insuflar de energía a todos los departamentos.

Gracias a todo esto, y en colaboración permanente con los equipos de trabajo del negocio, desde Outsourthink conseguimos reflotar la situación financiera de esta empresa con una Consultoría Estratégica.

¿Quieres conocer el estado actual de tu empresa y saber si necesitas tomar alguna medida? Contacta con nosotros, a través del servicio de dirección financiera externa o dirección de RRHH externa, te ayudaremos a relanzar tu negocio.