+34 954 74 92 96 info@outsourthink.es

El ratio de solvencia es uno de los indicadores más importantes para una empresa, tanto para medir su capacidad de hacer frente a sus obligaciones de pago, como para solicitar una financiación a una entidad bancaria.

Lo que determina el ratio de solvencia es si tu entidad tiene activos suficientes como para pagar todas sus deudas en un momento determinado. Y con activos quiero decir la suma de efectivo, cuentas corrientes, bienes inmuebles, maquinaria, derechos de cobro, etc.

En definitiva, lo que se hace para calcular la solvencia es poner en relación el activo (conjunto de bienes y derechos, es decir, lo que la empresa tiene) con el pasivo (las deudas y obligaciones, es decir, lo que la empresa debe).  

Y ¿para qué quiero conocer mi ratio de solvencia? En primer lugar, es un signo del actual estado de su compañía, ya que cuando hay solvencia, hay negocio. En segundo lugar, es el principal valor por el que los bancos determinarán si te conceden una financiación, ya que, si cuentas con un nivel alto de activos, ellos se garantizarán el pago de esa deuda que contraes.

Fórmula del ratio de solvencia y valores de referencia

Calcular el ratio de solvencia de tu organización es sencillo, basta con dividir el activo entra el pasivo. Del valor obtenido hay tres posibles lecturas:

  • Si el ratio está por encima de 1,5 puntos, significa que nuestra compañía puede tener demasiado activo corriente, un signo de infrautilización de recursos.
  • Si el ratio es igual a 1,5 en principio no tienes por qué preocuparte, ya que es el valor ideal.
  • Si el ratio está por debajo de 1,5 quiere decir que nuestro negocio tiene un problema para afrontar sus deudas a corto plazo. Sin embargo, no quiero ser tan categórico, ya que algunas empresas tienen su valor de solvencia económica por debajo de este rango y no tienen por qué estar en una situación inestable.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que no se debe confundir solvencia económica (o financiera, son sinónimos), con liquidez. Mientras que la liquidez hace referencia a la capacidad de los activos de convertirse en dinero, la solvencia es la que aporta la seguridad de que se pueden hacer frente a los pagos y deudas. Así, si tienes liquidez, tienes solvencia, pero tener solvencia no implica de forma necesaria que tengas liquidez.

Y ¿qué ocurre cuando no tienes solvencia económica? Aunque la respuesta es evidente, a continuación, explicaré, de forma breve, los tipos de insolvencia económica que hay, divididos según su temporalidad.

Insolvencia económica temporal: es aquella en la que el problema se debe a una situación concreta. Como su nombre indica, el problema debe poder solucionarse en un plazo medio, aunque puede que se deba recurrir a algún tipo de préstamo para hacer frente. Es importante no equivocarse en dar este paso, ya que algo que es temporal se puede volver permanente. De ahí la importancia de contar con un profesional experto que nos ayude a tomar las mejores decisiones.

La opción de la contratación de los servicios de dirección financiera externa puede ayudar a tu negocio a salir adelante. Desde Outsourthink, te podemos asesorar, a través de alguna de las modalidades de servicio que tenemos.

Insolvencia económica permanente: este es, sin duda, uno de los peores escenarios en el que puede verse envuelto tu empresa. Sin embargo, no tiene por qué significar el cierre de tu organización, más bien es un síntoma de que algo no marcha como debería.

En este sentido, en Outsourthink también nos encargamos de hacer un análisis profundo del funcionamiento de tu compañía, tanto a nivel interno como externo. Además de los conocimientos, nuestra experiencia nos avala para poder establecer un plan de actuación que te ayude a salir de esta situación.

consejos para calcular el ratio de solvencia economica de tu empresa

5 consejos para mejorar el ratio de solvencia económica de tu empresa

Ha quedado claro que la solvencia económica de tu empresa es un indicador de cómo se encuentra y que, a la hora de pedir financiación para un nuevo proyecto, por ejemplo, es uno de los primeros valores que van a tener en cuenta las entidades bancarias.

A continuación, te dejo 5 consejos para mejorar el ratio de solvencia económica de tu empresa:

  1.  Haz un balance anual de tu compañía y evalúa la evolución mes a mes. Esto hará que tengas una visión de conjunto y adelantarte a aquellos meses en los que el negocio flaquea. Mantenerse en una actitud precavida te ayudará a mantener el ratio de solvencia económica en un rango sus rangos adecuados.
  2.  Mantén un equilibrio entre los ingresos y los gastos. Lo ideal es que puedas pagar siempre a tiempo las deudas que contraigas, en plazos asumibles, es decir, no fuerces el pagar todo de golpe o antes si realmente no puedes. A su vez, no lo demores más del tiempo acordado, ya que los intereses subirán y aumentarán la deuda inicial.
  3. Intenta hacer un “colchón” económico. Esto te aportará cierta tranquilidad, ya que tendrás un remanente de dinero a tu disposición en caso de necesitarlo. Eso sí, úsalo con criterio o te verás en la misma posición inicial, de ahí la importancia del asesoramiento financiero experto.
  4. Es importante crear buenas estrategias. A veces, lo mejor es que antes de empezar un nuevo proyecto o hacer un replanteamiento financiero de tu negocio, cuentes con la opinión de un experto. Es preferible dar pasos lentos pero afianzados, que lanzarse sin tener controlado todos los escenarios posibles. Una buena estrategia te dará tranquilidad y seguridad.
  5. Apunta la solvencia como una de tus metas. Normalmente, el principal foco de atención de cualquier empresa es el ganar dinero. Sin embargo, hay otros factores y uno de ellos debe ser la solvencia. En algún momento tendrás que contraer una deuda, ya sea con un banco u otra entidad así que mejor tener en mente el ratio de solvencia.

En Outsourthink, nos hemos especializado en ayudar a compañías de cualquier sector a poder salir de situaciones de crisis o cambios. Pero también realizamos proyectos de auditorías externas, en los que trabajamos con tu equipo para crear estrategias financieras que te lleven al éxito.

Contacta con nosotros, disponemos de distintas modalidades de servicio adaptables.